Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 
El transbordador espacial Buran
Wilfredo Orozco - Daniel Sánchez Bins
Transbordador Buran
l proyecto tuvo su inicio en 1976, pero antes es necesario conocer un poco de la historia espacial rusa del periodo. En 1969, la extinta Unión Soviética fue derrotada en la carrera lunar. Como consecuencia, el programa espacial tuvo varias modificaciones. Los soviéticos no enviaron sus hombres a la Luna, se dedicaron a trabajar en estaciones espaciales del tipo Salyut. Esto culminaría en el final del siglo pasado en la Mir, que demostró entre otras cosas que el hombre podría resistir un largo viaje rumbo a Marte. La primera Salyut llegaría al espacio en 1971, y su primera tripulación volvería desafortunadamente muerta a la Tierra, gracias a un escape de aire en la cabina que mató a sus tres tripulantes. Un comienzo nada promisorio.

El programa lunar tripulado fue cancelado en 1974, con el gigantesco cohete N1 nunca haciendo un vuelo exitoso. Esto era muy malo, pues era un lanzador con capacidad para casi 100 toneladas en órbita baja, algo muy necesario para los requerimientos rusos. Sin él, los soviéticos tendrían que emplear cohetes del tipo Protón para llevar sus cargas pesadas al cosmos, pero este cohete tenía la capacidad de llevar solamente 20 toneladas a la órbita baja. Una misión a la Luna o Marte, o incluso una estación espacial mayor harían necesario varios vuelos del Protón y el posterior ensamblaje en órbita.

También en esta época había estudios para vehículos espaciales reutilizables. De los varios proyectos, uno que salió de las mesas de diseño y fue probado varias veces fue el avión espacial del proyecto Spiral, una pequeña nave con capacidad para un cosmonauta. Aunque nunca fue lanzado al espacio, el Spiral hizo muchas pruebas de aterrizaje, siendo lanzado desde aviones y planeando rumbo a la pista.

Por fin, los militares rusos planeaban sus propias estaciones espaciales y sus propios vehículos de transporte, las Almaz y TKS, respectivamente. Las Almaz militares fueron lanzadas bajo el nombre Salyut-3 y Salyut-5, los TKS fueron probados varias veces, pero nunca llevaron cosmonautas. Su forma sin embargo sirvió para los módulos científicos de la Mir, bien como del módulo Zarya de la Estación Espacial Internacional.
Proyecto Spiral
Dibujo artístico del proyecto Spiral
El Shuttle
Volvemos a 1976. En este año, los Estados Unidos presentan al mundo su futura nave espacial, el transbordador espacial Enterprise. Un gran vehículo reutilizable con capacidad de llevar una gran cantidad de astronautas, cargas, y con capacidad de reparar satélites en órbita y hacer un amplio rango de misiones. El Enterprise nunca vería el espacio, siendo empleado para pruebas. El primer vuelo de un transbordador tendría lugar el 12 de abril de 1981, donde dos astronautas llevarían al Columbia para una misión de prueba de dos días. Por casualidad, 20 años antes, Yuri Gagarin sería el primer viajante espacial.

Los soviéticos vieron que el transbordador estadounidense podría hacer misiones militares, y esto no agradó a Moscú. Era necesario disponer de un vehículo de iguales condiciones para competir con la nación capitalista. Fue ordenada la construcción de un vehículo de iguales condiciones. Los técnicos llegaron a argumentar que se podría construir vehículos reutilizables menores y más económicos, pero los militares fueron enfáticos. Tendría que ser algo de la misma capacidad.

Acabamos de descubrir por qué el Buran es parecido a los transbordadores norteamericanos. La apariencia externa del Buran ("Tormenta de Nieve" en ruso) sería muy semejante a los transbordadores estadounidenses, pero esto no haría que la nave estuviese lista en poco tiempo, pues había muchos desafíos por superar. No se disponía de un cohete tan potente como para llevar al espacio una nave tan pesada, ni la tecnología indispensable para construir un vector espacial seguro.
Alas rojas
El cohete fue el problema inicial. Los Estados Unidos emplearían dos cohetes de combustible sólido para ayudar durante el despegue, y un gran tanque de combustible líquido para alimentar al Shuttle, que emplearía sus motores para alcanzar la órbita. Los rusos no tenían tanta experiencia con combustibles sólidos, entonces emplearon solamente combustible líquido. Como se necesitaba de un cohete de gran capacidad, que pudiera ser empleado en otras misiones y no solamente para transportar al transbordador, la nave sería transportada al espacio como una carga por el cohete. En marzo de 1978, las especificaciones para el nuevo cohete fueron aprobadas.

Así surgió el vector Energia. Su apariencia nos hace recordar el sistema que transporta al Shuttle al espacio, pero el concepto es bien distinto. En una configuración normal, sus ocho motores podrían llevar más de 100 tn a la órbita baja terrestre. Su cuerpo principal disponía de 4 potentes motores criogénicos RD-0120, alimentados por hidrógeno y oxígeno líquido.

Para ayudar en el despegue, se empleaban cuatro cohetes del tipo Zenit, cada uno con un motor RD-170 de cuatro cámaras (y sus respectivas toberas). El RD-170, es uno de los motores más poderosos jamás construidos, y funciona a base de kerosén y oxígeno líquido. El Zenit fue probado por primera vez en 1985, y es un moderno cohete ucraniano empleado hasta hoy. Estos cohetes son empleados en el programa comercial Sea Launch, que lanza satélites a partir de una plataforma flotante en el Océano Pacífico. Es un cohete que tiene gran parte de las tareas de pre-lanzamiento hechas en forma automática, exigiendo poca intervención humana. Por su parte, versiones modificadas de los motores RD-170 equipan a los vectores norteamericanos de la serie Lockheed Martin Atlas, y a los futuros cohetes rusos Angara.

Volviendo al Energia, para probar la confiabilidad de este enorme cohete de 60 metros de altura, fueron hechas decenas de pruebas. Para cada prueba de motores se hacía necesario cortar el agua de la ciudad de Leninsk, cerca de Baikonur, durante 10 días. Esto era para acumular el agua necesaria para enfriar la plataforma después de cada prueba. Seguramente, a los habitantes de Leninsk no les agradaban las pruebas ni un poco.

El orbitador fue también otra fuente de dificultades. Por diferencias en la forma de lanzamiento, la parte trasera sería bien diferente del transbordador estadounidense. Los motores serían menores, y esto dejaba más espacio para llevar y traer carga al espacio. También la nave debe tener capacidad de maniobrar en la atmósfera. El Shuttle cuando vuelve del espacio, lo hace planeando directo a la pista de aterrizaje. En la eventualidad de errores de cálculo, puede sufrir un serio riesgo al intentar aterrizar en otro lugar. Felizmente, esto nunca ocurrió. Como los rusos ya tuvieron varias experiencias así, no se podía dejar este detalle al azar.

Había todavía el desafío de los sistemas de bordo, la creación de materiales para resistir a las violentas temperaturas registradas durante el regreso a la Tierra, bien como el entrenamiento de las tripulaciones. El programa Buran ganó la máxima prioridad, pero los progresos no fueron rápidos. La prioridad hizo que otros proyectos, como el de la estación espacial Mir, tuvieran que esperar un cierto tiempo hasta llegar su tiempo de ir al espacio.

Entre los años de 1982 a 1984, varios vuelos suborbitales con modelos en escala fueron hechos para probar materiales y procedimientos a ser empleados durantes los vuelos. Los primeros terminaron en el Océano Pacífico, donde la marina soviética rescataba los modelos. Esto permitió que el occidente por primera vez tomara contacto con las intenciones soviéticas de disponer de un vehículo recuperable.

Otras pruebas semejantes serían hechas entre 1986 a 1988. Las tripulaciones entrenarían en una versión especial, denominada Buran Análogo, a partir de 1984. Disponía de sus propios motores para despegar, y servía para entrenar el proceso de aterrizaje. Del primer grupo de cosmonautas entrenados, dos serían enviados al espacio para ganar experiencia. Ellos fueron Igor Volk y Anatoly Levchenko.

Del otro lado del Atlántico, los norteamericanos mostraban al mundo la versatilidad del Shuttle. Las varias misiones mostraban una nave polivalente, sea lanzando varios satélites, haciendo reparaciones de satélites en órbita, experimentos a bordo, y... misiones militares, como hacer un experimento de reflexión de láser como parte del proyecto Strategic Defense Initiative (SDI), conocido mejor como Star Wars. El proyecto del escudo espacial norteamericano anunciado al mundo en 1984 sirvió para dar un empujón hacia adelante al programa del Buran, que no avanzaba tan rápido como debería.

Algo trágico despertaría la conmoción mundial. En 1986, el transbordador Challenger explotaría menos de dos minutos después del despegue. Como consecuencia del accidente, una moratoria sería hecha en los lanzamientos, y la frecuencia de vuelos sería disminuida. El cronograma de vuelos que pretendía hacer dos vuelos por mes quedaría reducido hasta los días de hoy a poco más de 6 o 7 vuelos por año. Esto serviría para que Moscú intentara ganar la delantera en la carrera espacial. Menos de un mes después del accidente, la estación espacial Mir sería lanzada.

En 1987, el cohete Energia haría su primer vuelo, llevando al espacio el satélite más pesado ya lanzado, el Polyus. El Polyus era un enorme satélite militar de 80 tn de peso. Nunca fueron divulgadas fotos de su interior o una descripción oficial de sus sistemas. Polyus fue terminado en apenas tres años, mucho más rápido que cualquier otro proyecto soviético de semejante tamaño. El lanzamiento fue exitoso, pero un problema en el sistema de guiado del Polyus lo hizo caer en la Tierra antes de completar su primera órbita. Este fracaso no tendría ninguna interferencia en la continuidad del programa Energia/Buran.

Finalmente, después de 12 años de trabajos, los soviéticos serían testigos en la mañana del 15 de noviembre de 1988 del despegue de su transbordador. No llevaba tripulación. Hizo un vuelo de unas tres horas, para un aterrizaje automático y perfecto. El transbordador soviético escribía la historia. Podía despegar y volver con total seguridad sin tripulación, disponía de una capacidad de carga mejor, y de un cohete más potente y más seguro que su similar estadounidense.
Energia/Buran
Energia/Polyus
Energia/Buran
 
Energia/Polyus
Las pruebas de varios sistemas continuarían en 1989, con los últimos vuelos de prueba en el Buran Análogo y la prueba del asiento eyectable K-36RS. Para probar el asiento, los soviéticos lo instalaron en los cohetes Soyuz que llevaban los cargueros Progress hacia la Mir. Después de un cierto tiempo del despegue, eran eyectados. En 1990, el laboratorio Kristall, enviado a la Mir, llevaba en un extremo un acoplador destinado al Buran. Esto preparaba el camino para futuros vuelos del Buran rumbo a la estación espacial, cosa que nunca ocurrió.

Pero el histórico vuelo de noviembre de 1988 sería el primer y único vuelo del transbordador. La desintegración de la Unión Soviética en la navidad de 1991, y la crisis económica que se sucedió, disminuyeron drásticamente los gastos de las actividades espaciales. El programa sería oficialmente cancelado en 1993.

El presente artículo, tiene como objetivo abordar los principales aspectos de este fantástico programa espacial ruso. Fue el más caro, elaborado y complejo proyecto de la venerable cosmonáutica rusa, pero también el menos conocido. Vamos a conocer al transbordador ruso Buran, y descubrir que su semejanza con las naves estadounidenses puede esconder grandes diferencias.
russian space shuttle Buran russia 3D
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@yahoo.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links