Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Un futuro esperanzador para NPO Molniya
Wilfredo Orozco

as políticas cada vez más agresivas tanto económicas como de defensa que Occidente aplica contra Rusia, están llevando a este país a actualizar profundamente su sector de defensa, modernizando profundamente los actuales sistemas de armas, y en muchos casos creando unos nuevos. En el marco de esta política de defensa rusa, desde hace algún tiempo se sabe que RKK Energia y NPO Molniya han firmado un convenio para «la evaluación técnica de una nave no tripulada con capacidad dual, atmosférica y espacial». No se han explicitado más detalles de este nuevo estudio conjunto, pero se especula que bien podría tratarse de una nave espacial del tipo alada y reutilizable.

Este convenio entre RKK Energia y NPO Molniya fue firmado en Diciembre de 2015, y se desarrollará bajo el paraguas del Ministerio de Defensa de Rusia, lo que alienta ciertas esperanzas de concreción y continuidad. ¿Estarán los estrategas rusos pensando en responder al pequeño transbordador norteamericano X-37B, que cada tanto realiza inquietantes misiones de tipo secreto de meses de duración? Si esta respuesta es simétrica, cabría esperar un pequeño transbordador con características similares al norteamericano y, si no lo es, podría ser algo muy superador. Según lo comunicado por Olga Sokolova, ejecutiva de NPO Molniya, el acuerdo ya fue firmado por el Ministro de Defensa Sergei Shoigu. Los trabajos deberían iniciar en el corriente año.

La Corporación Espacial Energia y NPO Molniya son dos viejos conocidos que en las décadas de 1970 y 1980 del siglo pasado tuvieron la responsabilidad de llevar adelante el enorme proyecto Energia-Buran, por esto, nadie mejor que ellos para el desarrollo de este tipo de naves.

Las esperanzas están puestas en que este nuevo proyecto pueda devolverle a NPO Molniya parte del esplendor que alguna vez tuvo. Recordemos que una vez cancelado el programa Energia-Buran, NPO Molniya, en el que el estado soviético había invertido mucho dinero, quedó prácticamente al borde de la desaparición, a pesar de su “colosal” experiencia en ingeniería aeroespacial. De todas formas nunca dejó de trabajar en desarrollos aeroespaciales. Por iniciativa propia, y sin dinero, este colectivo científico siguió trabajando, creando, y generando ideas. A pesar de que propuso muchos proyectos innovadores (como el transbordador espacial mediano MAKS), nunca pudo lograr el apoyo estatal o privado para implementarlos. NPO Molniya solo mantuvo un mínimo funcionamiento realizando principalmente pequeños trabajos para la defensa rusa, más concretamente, manufacturando misiles para ser empleados como blancos aéreos. Y así durante muchos años.
NPO Molniya space tourist plane
Una propuesta de NPO Molniya (2009) de un
avión espacial para fines turísticos.
(© NPO Molniya) Click para ampliar!
En el año 2010, debido a sus acreencias, NPO Molniya entró en proceso de quiebra, quedando de este modo en un raro estado de indefinición operativa. Desde ese momento el Estado ruso comenzó a controlar las actividades de la empresa. A partir de Julio de 2012 la empresa entró en un proceso de administración estatal externa.

Por muchos años la empresa no estuvo «ni viva, ni muerta», por lo que el equipo interventor que llegó en 2014 tenía la difícil tarea de determinar qué hacer con ella. ¿Tendría que ser de una vez por todas liquidada o, por el contario, debería ser refundada a un nuevo nivel? Se consideró si la capacidad y experiencia ingenieril de la empresa podría ayudar a las necesidades y desafíos que hoy enfrenta la Federación Rusa. Por suerte la intervención dictaminó que NPO Molniya debería ser recreada a un nuevo nivel. Fue importantísimo para esta decisión que el presidente Vladimir Putin firmara un decreto gubernamental, “En prevención de la quiebra de NPO Molniya” que, en definitiva, fue lo que salvó a la empresa. Si se hubiera seguido al pie de la letra lo que dice la ley, la empresa hubiera sido “liquidada” un año y medio antes. Pero no fue así. Esto nos indica que el Estado ruso estaba comprometido en preservar a la legendaria empresa.

Por fin a principios de 2017, la empresa legalmente salió del proceso de quiebra. La Corporación Estatal “Rostec”, dueña del 60% del paquete accionario de NPO Molniya llegó a un acuerdo con los acreedores de la misma. Rostec es una corporación estatal rusa establecida en 2007 para promover el desarrollo, la producción y la exportación de productos industriales de alta tecnología para los sectores civiles y de defensa. Reúne a alrededor de 700 entidades, conformando 14 holdings empresariales, de los cuales 11 son del complejo industrial de defensa y 3 pertenecen al sector industrial civil.
¿Preparará Rusia un mini Buran?
La respuesta es difícil de contestar. Si los militares rusos necesitan algo similar al X-37B norteamericano o al Yuanzheng-1 de China, seguramente construirán algo semejante. Ahora bien, cabe preguntarse sobre el misterioso proyecto conjunto entre RKK Energia y NPO Molniya. Solo se sabe que es un proyecto de factibilidad técnica pedido por los militares rusos. Nada más. Pero independientemente de lo que estén preparando, el proyecto a presentar al Ministerio de Defensa debe ser lo suficientemente atractivo desde el punto de vista de las aplicaciones militares estratégicas y, fundamentalmente, tener costos bajos en todas las fases del programa.

Si el programa se trata efectivamente de responder al minitrasbordador norteamericano X-37B, los diseñadores rusos bien podrían desempolvar antiguos proyectos de pequeños –y por lo tanto económicos– vehículos espaciales reutilizables. Después de todo, el enorme programa Energia-Buran dejó una muy rica experiencia en el desarrollo de naves espaciales reutilizables. Ahí está, lista para ser usada, toda una enorme cantidad de información generada por los modelos Bor-4, Bor-5 y por el propio transbordador Buran. Todos objetos probados en vuelo. Si los militares rusos realmente desean contar con una nave con capacidades similares al X-37B de los EEUU, a mediano plazo y de manera “económica”, la opción más obvia es escalar el diseño del transbordador Buran. De este modo, se evitaría tener que hacer extensos y costosos estudios aerodinámicos, por ejemplo.

Quienes han tenido la posibilidad de visitar las instalaciones de NPO Molniya comentan que todavía hay partes del Buran por todas partes. Los stands de pruebas están en buen estado, pero la infraestructura circundante necesita de reparaciones y de una urgente modernización. Casi treinta años de declive no se pueden corregir fácilmente. También el éxodo de talentosos profesionales ha sido muy importante, llegando en algunos sectores al 80% del personal. Por otro lado nadie les va a exigir que creen un “Buran II”, y para un trabajo menos intensivo, la actual infraestructura es bastante adecuada. Es interesante destacar que tras la salida del proceso de quiebra de NPO Molniya, el Estado ruso se ha comprometido a aportar dinero fresco y empezar a tener ocupadas las instalaciones de producción de la empresa a través de pedidos del Ministerio de Defensa de Rusia.

En el pasado ya hubo al menos dos propuestas para la construcción de un “mini Buran”. En forma paralela al desarrollo del programa Energia-Buran, que tuvo lugar entre los años 1984 y 1993, RKK Energia esbozó varios diseños interesantes de naves espaciales reutilizables, que sacaban provecho de los desarrollos de este programa. Entre ellos, el denominado “Proyecto OK-M” (en español ‘Nave Orbital Reutilizable’), contemplaba la construcción de una pequeña nave que adoptaba de hecho la misma configuración aerodinámica del transbordador Buran. Era una nave espacial reutilizable y tripulada, y tenía una masa inicial de 15 tn. Debería haber sido lanzada por medio de un vector Zenith adaptado para este tipo de misiones.

Una tabla con las principales características del OK-M se muestra a continuación:

PROYECTO OK-M

Russian mini shuttle OK-M small Buran
(© Buran.ru) Click para ampliar!

Principales características

Longitud, m
15
Envergadura, m
10
Altura, m
5.6
Dimensiones compartimiento
de cargas, m
7 × 2.2
Volumen compartimiento
de cargas, m3
20
Peso inicial, tn 15
Peso del combustible, tn 1.8
Peso máximo de la carga, tn:
Órbita de 250 km, I=51.6°
Órbita de 450 km, I=51.6°
Retornada a la Tierra
3.5
2
3.5
Peso al aterrizaje, tn:
Sin carga
Con la carga máxima retornable
10.2
13.7
Tripulación:
En el cockpit
En un módulo especial
2
4
Sistema de propulsión,
cantidad de motores, kgf:

Maniobra orbital
Control de orientación
De precisión

2 (400)
26 (50)
8 (5)
La superficie externa del OK-M tendría que haber estado cubierta con un sistema de protección térmica basado en el del Buran. El morro del aparato, de carbono-carbono (C-C) se habría y dejaba expuesto un sistema de acople andrógino ubicado en su interior. El sistema de propulsión empleaba motores hipergólicos, y el combustible era almacenado en dos nacelas en la cola del aparato y en otro tanque en la sección delantera del fuselaje. El sistema de control del OK-M estaba basado en el del Soyuz TM.

Como se mencionó con anterioridad, el OK-M tendría que haber sido lanzado por un vector del tipo Zenith, convenientemente modificado. Estaba previsto incorporar una estructura especial entre el Zenith y el OK-M. Esta estructura estaba equipada con cuatro pequeños cohetes de combustible sólido (de 25 tn de empuje cada uno). En caso de algún accidente, estos aceleradores eran usados como medio de escape y, además, se contemplaba accionarlos junto con el encendido de la segunda etapa del Zenith para un impulso adicional del vector.

Para finalizar, también hay que recordar que el OK-M de RKK Energia no fue el único minitransbordador basado en la configuración aerodinámica del Buran. A mediados de la década de 1970, el Bureau de Vladimir Chelomei, OKB-52 (hoy NPO Mashinostroyenia), comenzó a esbozar su propuesta de transbordador “pequeño y económico” denominado LKS (Liogki Kosmicheski Samoliot, o en español ‘Avión Espacial Ligero’). El LKS era ligeramente mayor que el OK-M y tendría que haber sido lanzado por un vector del tipo Protón. Chelomei propuso a los estrategas soviéticos su transbordador LKS, pero al final éstos se decidieron por dar luz verde al desarrollo del costoso programa Energia-Buran. Y así, al final, tanto el OK-M como el LKS pasaron al olvido. ¿Algunos de estos proyectos podrían resucitar en el futuro?

PROYECTO LKS

Russian mini shuttle LKS small Buran Vladimir Chelomei
(© Mashinostroyenia) Click para ampliar!

Principales características

Longitud, m
~19
Envergadura, m
N/D
Altura, m
N/D
Dimensiones compartimiento
de cargas, m
N/D
Volumen compartimiento
de cargas, m3
30
Peso inicial, tn 20 - 25
Peso del combustible, tn 2
Peso máximo de la carga,
Órbita baja terrestre
5
Peso al aterrizaje, tn 17.8
Tripulación
2 - 3
Duración del vuelo:
Tripulado
No tripulado

10 días
1 año
Russian mini shuttle LKS small Buran Vladimir Chelomei
russian reusable unmanned spacecraft
russian reusable unmanned spacecraft
¿Construirá Rusia en algún momento
un «drone espacial»?
(© Wilfredo Orozco)
russian space drone, russian space drone, russian mini-shuttle, Kolibri russian space drone, russian mini shuttle, russian space drone
Mendoza, Argentina, 23 de Junio de 2017.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog Click para ampliar! Click para ampliar!