Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 
Un homenaje a Serguei P. Korolev
Daniel Sánchez Bins

Serguei Pavlovich Koroleverguei Pavlovich Korolev, nació en 1906, en la ciudad ucraniana de Zithomir. Su interés por la astronáutica empezó bien temprano, por la lectura de los libros de Tsiolkowski. Fue formado ingeniero aeronáutico en la ciudad de Kiev, en Ucrania, por el Instituto Politécnico de Kiev. Al final de los años ´20 participó de la creación del Grupo de Estudios sobre Propulsión por Reacción, y en 1932 sería el director del mismo. El gobierno ruso había autorizado la creación de cohetes a los teams liderados por Fridrikh Arturovitch Tsander y Valentin Petrovitch Glushko. El futuramente conocido Glushko publicaría en 1935 un trabajo titulado: "Cohetes, su construcción y utilización".

Antes, en 1933, planeó y coordinó el primer cohete experimental soviético, propulsado por combustible líquido, el GIRD-X, que alcanzó las 3 millas de altura, en el día 25 de Noviembre.

El sueño de Korolev era conquistar el Universo. Y la fortuna tenía un trabajo especial para él. Abrir las puertas del infinito a la humanidad. Pero, el camino a seguir no siempre es fácil.

En 1938, fue enviado a un campo de trabajos forzados en Kolima, en Siberia, por cortesía de Stalin, y por acusación de tres personas, una de ellas muy conocida en la historia de los vuelos cósmicos soviéticos, Valentin Glushko. Durante su período de trabajo forzado, trabajó para el ingeniero de aviones Serguei Tupolev. Por suerte para él, no quedó mucho tiempo detenido. Al año siguiente, presentó a la Academia de Ciencias Soviética un estudio sobre el vuelo en la atmósfera, la presurización de cabinas para viajes en el vacío y la protección de las tripulaciones contra el exceso de aceleración durante la partida y regreso de una misión espacial. Durante el período de guerra, entre 1942 y 1946, trabajó en la industria aérea, siendo aún prisionero.

La Segunda Guerra Mundial pondría en manos de Korolev el conocimiento del team germano de Peenemunde, que había logrado éxito con sus mortíferas V2, ancestrales modelos de los cohetes modernos. Los norteamericanos se quedaron con la mejor parte del botín alemán, pero algunas V2 y un grupo de técnicos alemanes liderados por un joven llamado Grottup, fueron las únicas cosas útiles que cayeron en manos soviéticas. Korolev pronto sabría dar continuidad al esfuerzo alemán.

En 1949, Korolev construyó la "Pobeda", una versión mejorada de la V2, que hizo un vuelo de 800 Kilómetros, lanzada desde la Base de Kapustin Yar. Entre 1949 y 1952, fueron lanzados perros en cabinas presurizadas hasta los límites de la atmósfera. Durante la década de los ´50, serían creados los cosmódromos de Baikounur y Plesetsk. La Pobeda fue el punto de partida para los cohetes de la familia R, hasta llegar al R7, primer vector balístico intercontinental, esto en 1956. En 1957, el team de Korolev, ya agrupado en el conocido OKB-1, fue el responsable de la creación de los primeros satélites artificiales Sputniks, ganando la parte inicial de la carrera espacial.

Korolev creaba cohetes que servían tanto como armas, como para la pacífica exploración del cosmos. Cuando construyó el R7, se tenía en mente un misil balístico intercontinental, pero fue realmente útil para llevar satélites y hombres al espacio... La tarea militar quedó en manos de otros hombres, como Chelomei o Yangel.

Gagarin y KorolevDespués de los éxitos espaciales iniciales, los militares hicieron presión para construir satélites de uso militar. Korolev ideó una nave que servía para las dos cosas, tareas civiles y militares. Y puso a Gagarin en el espacio. La forma de las Vostok sería utilizada por las naves militares Zenith, y por satélites de investigación Bion.

Cuando el N1 fue presentando, servía para un amplio rango de misiones. Lanzador múltiple de ojivas nucleares, estaciones militares enormes, pero en ningún momento se decía que podría ser utilizado como un cohete lunar. Y por fin, la Luna fue la única cosa que el N1 intentó alcanzar.

En 1961, las Soyuz debutaban de las mesas de dibujo del bureau de Korolev, pensadas para una amplia gama de misiones militares. Korolev, con visión de futuro, sabía que ésta era la mejor forma de proceder para que el proyecto continuara, sin decir su verdadera finalidad: La Luna.

Tras el éxito de Gagarin, el presidente norteamericano Kennedy lanzó el desafío de llegar a la Luna antes del final de los años ´60. Los numerosos planes espaciales, y el poco caso que inicialmente los rusos dieron a las palabras de Kennedy, fueron un atraso de casi 40 meses. En este intervalo, Korolev seguía planeando -y peleando- por su programa lunar.

Vector pesado lunar N1Para defender su vector N1, Korolev no medía esfuerzos. Chelomei llegó a proponer la utilización de su creación, el Protón, para llegar a la Luna. Korolev no dejó oportunidad: pronto hizo un plan donde el cohete de Chelomei lanzaría su nave lunar Soyuz para un vuelo circunlunar. Estaba creado el programa L1, y una amenaza al menos en su plan lunar.

Esta época inicial del programa espacial, fue la era de los "Chief Designers". Korolev era el responsable por sondas, satélites militares y vuelos tripulados, Chelomei era responsable por proyectos militares, Yangel era el responsable por los balísticos intercontinentales, y por fin, Glushko, era el principal responsable por los motores. Como todos éstos disputaban la misma atención y el mismo presupuesto, no era muy cordial la relación entre ellos.

El team de Korolev fue responsable por el primer satélite, primer cosmonauta, primera sonda lunar, primera sonda a Marte, a Venus, y a otros tantos primeros lugares en la carrera espacial.

Solamente en 1965, la URSS formaliza la meta de llegar a la Luna, y el plan lunar del N1, es el seleccionado. El grandioso N1 tuvo un gran problema: los motores. Para desgracia de Korolev, quien hacía los mejores motores era Glushko, que no quiso trabajar para él. Korolev entonces encomendó los motores del N1 a una fábrica que hacía principalmente motores de avión, Nikolai Kuznetzsov. Los motores a kerosene y oxígeno líquido NK-33 no eran de mala calidad, pero tenían poca potencia, así que fueron necesarios treinta (...), sólo en la primer etapa. Y coordinar el funcionamiento de tantos motores al mismo tiempo fue un problema difícil de resolver. Vladimir Mishin, su discípulo, dijo que Korolev sabía que ésta no era la elección correcta. Pero, no había a quien recurrir. Los motores fueron la principal causa del desastre del programa N1. Chelomei pronto manifestó el desprecio por el "cohete de 30 turbinas".

Misión lunar soviética!!
Interpretación artística de lo que hubiera sido una misión lunar rusa.
Según algunos autores, de haber mediado un esfuerzo al estilo de los programas Apollo o Buran, los rusos hubieran estado en condiciones de llegar a la Luna entre los años 1967 y 1968.
La voluntad divina quiso que Korolev no estuviera vivo para ver estos fracasos. Cuando estuvo vivo, la URSS tuvo la iniciativa y la delantera en la carrera espacial. Por la tradicional costumbre rusa de mantener el secreto, nadie sabía su nombre, y sus trabajos eran desconocidos. Al morir de un cáncer en el intestino, el 14 de Enero de 1966, durante una operación quirúrgica realizada en Moscú, el programa espacial ruso sufrió una pérdida que fue decisiva para su derrota en la carrera lunar. No se perdía sólo un jefe, el grupo de cosmonautas perdía un verdadero padre... Fue cremado, y sus cenizas puestas en los muros del Kremlin, en Moscú.

Como homenaje póstumo, un cráter en la Luna fue bautizado con su nombre. Pero esto no sería el único homenaje a tan ilustre persona. Su nombre fue dado a conocer al mundo.

El OKB-1, el bureau comandado por él, tomaría en los años ´70 otro nombre, "Serguei Pavlovich Korolev Rocket Space Company ENERGIA". ENERGIA, en los años siguientes, sería una de las gigantes aeroespaciales mundiales.

El primer módulo de la ISS, el Zarya (amanecer), tiene este nombre porque la palabra Zarya era el nombre clave de Korolev y del control de Tierra durante la misión del Vostok-1, que llevó al primer cosmonauta al espacio.

La ciudad de Kaliningrado, cerca de Moscú, donde desde la misión Soyuz 12 de 1973 se hace el control de los lanzamientos rusos tripulados, fue rebautizada después del fin de la URSS como Korolev.

Pero, el mayor homenaje, lo hacen todos los entusiastas, que mantienen vivo el ejemplo de ir siempre adelante, cada vez más lejos.
Para saber más...
Soyuz TMA

FRASES

De una de las últimas entrevistas grabadas:

"Nuestras ciencias tuvieron el honor de abrir el camino del espacio. Llegará el tiempo de los viajes de pasajeros e interplanetarios. Será muy interesante utilizar las naves espaciales para retransmisión y la creación, en el futuro, de un sistema nacional, y después internacional, de comunicación y televisión. Y todo esto debe estar al servicio de los pueblos del mundo."

Boris Rauschenbakh, uno de los técnicos que trabajaron junto a Korolev, dijo:

"Después, el espacio sólo sería un empleo, pero en su primer década, fue un romance."

Serguei Kruschev, hijo de Nikita Kruschev, que trabajaba junto a Chelomei, dijo sobre Korolev:

"Korolev era un jugador. Él me ha dicho: Tu estás trabajando errado, paso a paso. Yo hago el cohete y aprieto el botón."

Georgi Grechko, cosmonauta de la Salyut 6, trabajó junto a Korolev, y dijo cierta vez:

PREGUNTA: Usted ha dicho que algunas veces en el cosmódromo, Korolev salía con sus ingenieros para dar una vuelta de seguridad alrededor de la plataforma, y se quedaban atrás de los portones, en su carro, para ver el lanzamiento junto a él. ¿Es cierto?

RESPUESTA: Sí. Korolev sabía cómo crear un buen equipo de personas distintas, y que trabajaran juntos. Él ponía en ellos un sentimiento de romanticismo sobre la cohetería, y un deseo de trabajar duro. Algunas veces, él despertaba a alguien antes del amanecer, para ir a ver al cohete cuando era llevado a la plataforma de lanzamiento, antes de la salida del Sol. Él era un romántico, y tenía apasionados sentimientos sobre la cohetería. Es mi opinión que no debemos ser apenas consumidores, y perder nuestro espíritu pionero.

GRECHKO Y KOROLEV

El texto siguiente, es una traducción libre hecha por el autor de esta nota, de parte de un reportaje en inglés a Georgi Grechko, cosmonauta que trabajó junto a Korolev. Es un reportaje muy interesante, donde Grechko habla de muchas cosas sobre el espacio, y un poco sobre Korolev.

Historical Reminiscences of Cosmonaut Georgi Mikhailovich Grechko
By Dennis Newkirk and Jim Plaxco
This article originally appeared in the May 1993 issue of Spacewatch.

PREGUNTA: ¿Cuál era la atmósfera de trabajo en el bureau Korolev antes del Sputnik?

RESPUESTA: Estaba contento de trabajar en el bureau, pues cuando me formé no había satélites, y no podía escoger algún bureau que trabajara con satélites, entonces, escogí aquél que trabajaba en los grandes cohetes. Pues, en algunos años, yo sabía que un cohete espacial sería construido.

Cuando entré en el bureau, mi primer proyecto fue el ICBM SS-6, y gracias a Dios nunca fue utilizado para aquello que fue diseñado. Primero de todo, yo calculaba la trayectoria de Tyuratam hasta Kamchatka, e interpretaba la desviación desde los puntos designados como blancos. Éste era mi trabajo, calcular la trayectoria desde el cosmódromo, pero no se llamaba así en aquel tiempo, se llamaba "polígono", el lugar para probar cohetes que no eran destinados al espacio. Cuando era un joven ingeniero, para mí fueron tiempos felices, y trabajaba en el polígono para probar al R7, y alistarlo para lanzar a los primeros satélites.

Mis años más felices no fueron mis años en el espacio, sino cuando trabajé en el bureau Korolev y en el polígono. ¿Por qué? Porque Korolev fomentaba el espíritu de los pioneros. Él apoyaba todas las nuevas ideas inmediatamente, no hacía juegos sucios políticos con cohetes y satélites. Era muy honesto y directo. Él no intentaba esconderse o engañar, estaba siempre avanzando y con mente abierta. En esos años era muy difícil solicitar una entrevista con un Chief Designer, pero preguntar por Korolev, aún siendo un joven ingeniero, yo podía pedir hablar con Korolev, y él me invitaba algunos días para verlo.

Su poder era su equipo. Él podía escoger para su equipo algunas personas locas y otras poco pacientes, pero hacía que todos tuvieran el mismo objetivo: ir adelante con el diseño de satélites, espacio-naves y cohetes. El espíritu de pioneros y la atmósfera limpia eran la marca del bureau de diseño, sin los rumores, juegos, o alguien ocultando algo.

Podíamos hacer muchas cosas de metal sin hacer muchos, muchos papeles. Ahora, si quieres hacer un pequeño dispositivo, tienes que hacer una multitud de papeles antes de seguir adelante. El Sputnik 2 fue hecho en un mes. Yo creo que nadie hoy hace un satélite en un mes. Nosotros teníamos experiencia en el bureau de diseño, pero no había otro bureau capaz de hacer un satélite en un mes, pero nosotros podíamos. Después del lanzamiento de los primeros satélites, Korolev me dijo que él fue invitado por Kruschev para ir al Kremlin. Kruschev dijo "Por favor, lance algo nuevo para el cumpleaños de la revolución", pero esto fue después del 04 de Octubre, y el cumpleaños era el 07 de Noviembre. Menos de un mes, y nosotros lanzamos un nuevo satélite, con un perro.

Esto fue para mí lo más importante, mucha actividad, no muchísima documentación o firmas, firmas, firmas, para evitar penalidades en la eventualidad que algo salga mal. Nadie decía: "Ya existe una opinión", nosotros podíamos decir nuestras propias opiniones, y Korolev podía decidir cuál era la correcta, y aprobar.

"Yo era feliz con el claro espíritu pionero de aquellos tiempos..."

(Daniel Sánchez Bins)

 
El Castillo de los destinos cruzados

Misión lunar soviética.


Puede parecer algo que sólo se ve en las películas, pero imaginar que la URSS no llegó a la Luna por diferencias personales entre los grandes chiefs designers, suena como una broma. Pero, es una triste realidad. Claro que no fue la única causa, pero un reino dividido y enfrentado, no puede sobrevivir.

Las raíces de esta enemistad vienen desde los años de juventud de los tres principales personajes, Korolev, Glushko y Chelomei.

Valentin P. Glushko Valentin Petrovich Glushko, el principal rival de Korolev, era ingeniero líder de un laboratorio que ayudó a crear los primeros motores cohete de combustible líquido, en 1929. Esto fue en Leningrado. De la misma forma que Korolev, él era ucraniano, nacido en la ciudad de Odessa.

Korolev era co-fundador del GIRD "Gruppa Isutcheniya Reaktivnovo Dvisheniya" (Group for Investigation of Reactive Motion). Esto fue en Moscú, en 1931.

Los dos grupos, el de Korolev, y el de Glushko, fueron unidos en 1933 para crear el RNII, el Instituto de los Estudios Científicos de la Propulsión a Reacción. No trabajaron muchos años juntos, pues Stalin pronto cambió la historia de los dos, para siempre. Korolev y Glushko fueron detenidos durante las purgas hechas por Stalin, en 1938. Primero, se quedó trabajando en el ferrocarril transiberiano, después pasó un año en las minas de oro de Kolima. Después de Kolima, trabajó junto de Serguei Tupolev, pero todavía era prisionero. Glushko fue el primero en ser liberado, y trabajó en un bureau donde trabajaba con aviones.

Korolev y Glushko trabajaron juntos otros dos años, de 1942 a 1944, siendo él un prisionero. En 1944, los dos trabajaron para Vladimir Nikolayev Chelomei, que proyectaba un arma semejante al V1 alemán. Chelomei, por otra casualidad del destino, también era ucraniano, de la ciudad de Sedlets. Durante este período de final de la guerra, los tres futuros rivales trabajaron juntos. Quizás no sea ésta la época donde nació esta rivalidad dura entre ellos, que evitó que la URSS sea la primera en llevar al hombre a la Luna.

Si los tres hubieran sido amigos, la historia podría haber sido bien diferente...

En Agosto de 1946, el NII-88, el Instituto de Desarrollo Científico ruso, fue creado. Korolev ya es libre, y crea el OKB-1. El 1 de Abril de 1953, sale la orden para Korolev para crear el R7, y Glushko es el que hace los motores para sus cohetes. El plan de Korolev era un cohete de cinco motores, pero Glushko hizo una solución para el R7 que desagradó Korolev: Nada menos que veinte motores, y un cuerpo central, cercado de 4 cohetes menores. Hasta hoy son así los cohetes Soyuz, pero esta solución no fue por gusto. Las bombas que llevarían los R7 deberían pesar en teoría tres toneladas, pero en la práctica, llegaban a pesar casi seis toneladas, lo que obligó a aumentar el tamaño del cohete.

Sobre Chelomei:

Chelomei es descripto como alguien ambicioso, y con muchas ganas desenvolverse en la área espacial. Para ganar espacio (en la Tierra) contrató al hijo del premier Nikita Kruschev, el joven Serguei Krushchev, lo que le garantizaba la benevolencia del gobierno. Por fin, ganó su propio bureau en 1959.

ChelomeiLa ascensión de Chelomei fue en la misma época de una disputa técnica entre Korolev y Glushko. Korolev quería motores de cohetes para combustible criogénico, mientras que Glushko quería hacer motores para combustible hipergólico, que es tóxico. Los militares se quedaron del lado de Glushko. El dinero fue invertido para la construcción del R7, el primero de la larga familia de lanzadores Soyuz, utilizados hasta hoy. No había creado un arma muy útil. Habían sido más útiles para fines de propaganda del sistema.

De esta forma, Korolev estaba libre para participar de la carrera espacial, y en Agosto de 1964, Korolev ganó la misión de hacer que los soviéticos llegasen primero a la Luna, en 1967. El cambio de poder del 13 de Octubre de 1964, donde salió Kruschev y entró Brezhnev, eliminó del camino a Chelomei, que tenía un programa lunar rival. Con el proyecto del N1 encaminado, el dinero no venía de forma rápida, lo que puso el programa a caminar a pasos pequeños.

Como Gluskho no quiso trabajar para Korolev, dándole los motores para el N1, las perspectivas de éxito para el N1 no eran de las mejores. Con tantos problemas, Korolev tenía buenos amigos, como Keldysh, del Instituto de Matemáticas Aplicadas. Su ayuda fue muy útil en sus proyectos.

La muerte de Korolev puso fin a los sueños lunares. Su problema de salud era desconocido para la mayoría, y la sorpresa fue total. Su sucesor, Mishin, no tenía la capacidad de motivar al equipo como la de Korolev, ni los contactos políticos o entre otros bureaus para llevar el programa adelante.

Con los problemas de los cohetes N1, que a cada lanzamiento eran algunos segundos mejores que el fracaso anterior, Mishin, quizás inspirado por el ejemplo del gran padre de la cosmonáutica, no se daba por vencido. Dijo que se podía llegar a la Luna, bien tarde, pero para hacer la historia mejor que las Apollo. Desgraciadamente, quien nació para ser clavo nunca va a ser martillo, y lo único que Mishin ganó fue un "Nyet"

Los destrozos de los N1 fabricados y desmontados después de la cancelación del programa, se pueden ver por varias partes de Baikonur, como ruinas de uno de los más ambiciosos sueños humanos.

La era romántica se había acabado. Ahora, era solo un empleo.

A continuación, links con la biografía detallada de los 3 personajes (en inglés):

http://www.astronautix.com/astros/korolev.htm

http://www.astronautix.com/astros/glushko.htm

http://www.astronautix.com/astros/chelomei.htm

(Daniel Sánchez Bins)

 
Vida y Muerte
Cápsula Vostok

Parte de un reportaje escrito por el periodista español Manuel Montes:

(...) Pero entonces sucedió lo inesperado. Korolev, el alma del programa soviético, dio muestras de mala salud. Primero había sido un ataque al corazón el 11 de Febrero de 1964, y después, su muerte, el 14 de Enero de 1966. El 5 de Enero, había ingresado en un hospital para una operación rutinaria durante la cual debían extirpársele varios pólipos del recto. Se le descubrió un cáncer, y el insigne ingeniero jefe, debilitado, dejó su vida en la mesa de operaciones.

Sin Korolev, el Politburó situó en su lugar a Vasily Mishin, un ingeniero de menor experiencia que, como antiguo ayudante del genio, tendría que enfrentarse ahora a la formidable empresa de vencer a los norteamericanos en la carrera hacia la Luna.

Cuando Korolev fue detenido en 1938, él tuvo que escuchar esto:

Para nuestro país, vuestros fuegos de artificio y todas estas cosas pirotécnicas, no son apenas innecesarias, sino peligrosas.

¿Por qué no se ocupa con un trabajo mejor, como crear aeronaves? Tus cohetes, ¿no serían para asesinar a nuestros líderes?

Una de las frases favoritas de Korolev en la época en que era un prisionero, era:

"Ellos nos van a sepultar sin obituario."

Después de libre, él continuaba usando esta frase. En la prensa, nunca se decía su nombre, apenas se referían a él como el proyectista jefe. Cuando murió, al contrario de su frase, fue enterrado con un obituario, pero el obituario no decía que Serguei Korolev y el proyectista jefe eran la misma persona.

Hablando sobre la muerte de Korolev, él fue cremado y sus cenizas fueron guardadas en el muro del Kremlin, en Moscú. Los soviéticos planeaban llevar una pequeña urna con sus cenizas hasta la Luna, en ocasión del primer vuelo tripulado lunar, como homenaje póstumo al padre del programa espacial ruso. Apenas 2 cosmonautas tuvieron contacto con sus cenizas, Yuri Gagarin y Vladimir Komarov. Ambos murieron en el mismo año debido a accidentes. Gagarin por accidente durante un entrenamiento, y Komarov, pilotando la Soyuz 1.

Como Korolev trabajó como prisionero junto a Tupolev por unos tiempos, voy a contar algunas historias curiosas sobre el mismo.

TupolevTupolev era conocido por su extraordinaria intuición. Una cierta vez, Tupolev andaba por una pista de aviación, cuando de un hangar un poco lejos, vio un avión experimental siendo empujado por otro equipo de ingenieros. Sin mirar hacia el avión, él dijo "No volará". No le hicieron caso..., ¡pero el avión no quería volar! Cuando le preguntaron cómo él sabía, simplemente dijo: "Yo lo sentía".

Otra vez, Tupolev, en su bureau, mostró dibujos del fuselaje de un avión. Señaló un punto que había en el dibujo, y dijo: "Se va a romper acá". El modelo fue construido, y se rompió exactamente donde Tupolev dijo que se rompería.

Se decía que Tupolev había diseñado el caza alemán ME-110, debido a la gran semejanza entre el caza alemán y el Tu-2, su proyecto.

Un poco después de la invasión de la URSS por Hitler, Tupolev junto con otros ingenieros prisioneros fueron a ver algunos aviones alemanes. De una forma inesperada, dijo: "Finalmente, me quedo honrado de ver al ME-110. Yo vi mi máquina".

Para concluir, palabras dichas por Korolev, después del lanzamiento del Sputnik:

"La conquista del Espacio ha empezado. Fuimos testigos hoy de la realización de un sueño pensado por algunas de las mentes más brillantes que ya existieron. Nuestro científico excepcional, Tsiolkovsky, previó de forma brillante que la humanidad no seguiría por siempre en la Tierra. El Sputnik es la primer confirmación de su profecía. Podemos estar orgullosos de que esto fue empezado por nuestro país".

Esto fue el inicio de todo.

(Daniel Sánchez Bins)
 
Mendoza, Argentina, 05 de Noviembre de 2003.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@yahoo.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links