Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Para Noviembre de 1950 el prototipo de la MESM fue terminado. En el informe técnico, el cual se mantiene hoy en el Instituto de Electrodinámica de la AUC, se mencionaba que, “las circunstancias determinaron límites de tiempo muy estrictos”. Para acelerar el proyecto Lébedev no dejó escapar oportunidad alguna de emplear componentes electrónicos ya probados en otros aparatos. También implementó algunas simplificaciones en el diseño de la máquina. De todas maneras, las dificultades inesperadas siempre complicaban el trabajo. Así, la computadora ya ensamblada, con sus numerosas válvulas y fuentes de alimentación, calentaba tanto la habitación donde se encontraba, que era real el peligro de incendio. El equipo tuvo que interrumpir de nuevo el trabajo y desmontar el techo para lograr una mejor refrigeración. La fase de pruebas y ajuste –la más complicada y crítica del trabajo– comenzó a fines de 1950.

En otro diario se puede leer: “El mismo Lébedev trabajaba en la máquina por lo general hasta las 2 o 3 de la noche. A menudo se olvidaba del tiempo y de comer... . Fumábamos y comíamos por turnos, mientras que él sólo bebía té muy fuerte. Dejábamos el trabajo muy tarde; no deseábamos irnos antes que él. Los viajes nocturnos a casa eran muy agotadores, por lo que finalmente trasladamos a nuestras familias a Feofania”.

De todos modos, la vida allí no era un “exilio”; ellos incluso construyeron, por propia iniciativa, varios campos deportivos y regularmente organizaban caminatas al lago más cercano a través de los bosques. Durante esas salidas usualmente discutían libremente sobre problemas del momento, o sobre otros temas relacionados con la MESM o las computadoras en general. A Lébedev le encantaba sorprender repentinamente a sus colegas con algunas ideas inesperadas. Alguna vez comentó que una computadora universal o de propósito general sólo es buena para cálculos a gran escala, pero para realizar cálculos de algún tipo específico una pequeña “computadora especial” sería más apropiado.

Lébedev “era dueño” de un tocón de árbol que se encontraba cerca del laboratorio, donde le gustaba sentarse a pensar sobre algún problema. Por lo general hacía notas en una libreta, pero a menudo también escribía en los paquetes de cigarrillos. Desafortunadamente Lébedev era un gran fumador.

A pesar del trabajo a presión, existía una atmósfera de verdadero entusiasmo en el laboratorio y nadie se desanimaba. Alisa Grigorevna siempre se interesó por el trabajo de su esposo, brindándole a éste un muy precioso apoyo moral. Todos sus colaboradores la respetaban y querían. Alisa tenía una personalidad muy fuerte, con un humor inagotable. Ella siempre conseguía mejorar la situación y aliviar la tensión con un chiste apropiado o algún comentario como, “Antes de la guerra esto era un asilo lunático y ahora de nuevo un instituto electrotécnico”.

Ella también se preocupó del crecimiento cultural de los colaboradores de Lébedev. Alisa a menudo organizaba fiestas en su casa, donde siempre eran invitados destacados artistas como el pianista (famoso a nivel mundial) Svyatoslav Richter, el cantante de ópera ucraniano Boris Gmyrya y muchas otras enriquecedoras personalidades. Los Lébedev eran personas muy amables, y gozaban de un gran nivel cultural.

A partir de 1949, cuando la MESM estaba tomando alguna “forma material”, destacados científicos de Moscú comenzaron a visitar Feofania. A. A. Lyapunov y M. R. Shura-Bura la estudiaron con propósitos de programación; Y. Y. Basilevskiy del Bureau de Diseño Especial-2457 (en ruso Spetsialnoe Konstruktorskoe Byuro-245, SKB-245) y sus colegas estaban interesados en analizar su hardware.

En 1950, cuando el prototipo de la MESM había sido probado, las únicas máquinas similares que estaban en funcionamiento eran la Baby de Frederick Williams y Tom Kilburn, y la EDSAC (Electronic Delay Storage Automatic Calculator) de Maurice Wilkes. Ambas máquinas eran inglesas. Sin embargo, tanto la Baby como la EDSAC tenían una unidad aritmética secuencial, mientras que la de la MESM operaba en paralelo. Por eso la MESM era más eficiente. Muy probablemente fue la valiosa experiencia científica de Lébedev, ganada en sus numerosas investigaciones sobre sistemas eléctricos en paralelo, la que lógicamente lo condujo al concepto de “computación en paralelo”, el cual él desarrolló exitosamente hasta el fin de su vida, y que sus seguidores lo continuaron perfeccionando prácticamente hasta nuestros días.

A finales de 1951 la MESM había pasado todas las pruebas y una comisión especial de la Academia de Ciencias de la URSS, encabezada por el académico M. V. Keldysh, aprobó una recomendación oficial para su operación regular. Los académicos S. L. Sobolev, M. A. Lavrentev y los profesores K. A. Semendyaev y G. A. Kurosh eran miembros de esta comisión.

En 1952 la MESM ya estaba en operación regular (o mejor dicho, “en modo de trabajo pesado”). Fue empleada en la resolución de muchos problemas científicos. Así, Y. B. Zeldovich realizó los cálculos de sus estudios sobre procesos de física nuclear, M. V. Keldysh, A. A. Dorodnitsin y A. A. Lyapunov trabajaron con ella en el área espacial (construcción de cohetes y vuelos espaciales), el mismo Lébedev la aplicó en sus investigaciones sobre líneas de transmisión de energía eléctrica de larga distancia, G. N. Slavin hizo cálculos sobre mecánica, B. V. Gnedenko estudió y mejoró métodos estadísticos de control de calidad.

Un logro clave del proyecto MESM fue la creación independiente de los principios arquitecturales básicos para el diseño de computadoras. Son los famosos “Principios de John von Neumann”:

  • Una computadora está compuesta por cuatro elementos interconectados: Unidad de Control, Unidad Aritmética-Lógica, Unidad de Memoria y Unidad de Entrada/Salida (periféricos).
  • El programa de la computadora (conjunto de instrucciones), es almacenado en la memoria, al igual que los datos. Los programas tienen como objetivo general la realización de diferentes aplicaciones o funciones, limitadas sólo por la imaginación del programador y por la capacidad de la computadora.
  • El sistema binario es empleado para codificar instrucciones y números.

La MESM fue la primer computadora digital binaria “con programa cargado en memoria” de la URSS. Su Unidad Aritmética-Lógica operaba en paralelo como se mencionó antes, y empleaba una aritmética de punto fijo. Los números eran representados en 16 bits (más uno para el signo), y las instrucciones tenían un formato de tres direcciones. La MESM utilizaba tarjetas y cintas perforadas para la entrada/salida de datos. Tenía una Unidad de Memoria principal de tipo valvular (2500 triodos y 1500 diodos), pero también se podía usar una memoria de tambor magnético. Con un consumo de 25 kW, su rendimiento era de 50 operaciones por segundo (5 kHz).

MESM
MESM
MESM
Imágenes de la MESM en el laboratorio de Feofania. Esta computadora fue construida con muy escasos recursos, por lo que Lébedev tuvo que reducir a 6000 la cantidad de válvulas empleadas (3500 triodos y unos 2500 diodos). Esto tuvo un impacto negativo en el rendimiento de la misma (50 operaciones por segundo). Sin embargo, lo que se deseaba no era alcanzar el mayor rendimiento posible, sino contar con un “modelo” o prototipo operativo con el cual poder experimentar con estas nuevas tecnologías. (AUC)
Durante los años de la Guerra Fría, en occidente se alzaron algunas voces que intentaron desacreditar o relativizar los logros de Lébedev. Insinuaban que sus invenciones eran el resultado de la copia de prototipos occidentales, o directamente lo acusaban de estar en contacto con los servicios secretos soviéticos (KGB). Él siempre replicaba diciendo que la única información disponible sobre computadoras publicada en los medios occidentales, era puramente comercial y no contenía mayores detalles técnicos. Él y su equipo tuvieron que inventar absolutamente todo por sí mismos, hasta el detalle más pequeño. Además, la constante escasez de equipos, incluso de los más necesarios, algunas veces los obligaba a trabajar literalmente según el principio “hágalo Usted mismo”. De modo que trabajar bajo tales condiciones imposibilitaba de hecho la realización de cualquier “copia” seria, incluso si los prototipos hubieran estado enfrente de ellos. I. M. Lisovskiy –uno de sus ingenieros– alguna vez mencionó que, “... nos enteramos de los principios de John von Neumann en la década de 1950, cuando los primeros artículos (técnicos) fueron publicados”.

Hay una razón más para probar que su trabajo no fue una copia. Por aquellos años se daba inicio a la producción de computadoras en la URSS, y los funcionarios soviéticos todavía no reconocían a la ciencia de la computación como algo importante. De hecho, el trabajo de Lébedev se mantuvo poco conocido en las altas esferas del gobierno hasta 1950, cuando Lavrentev hizo una solicitud en forma directa a Stalin. Tal status naturalmente hizo que los inventores fueran inelegibles para recibir información confiable por parte de los servicios secretos, incluso si éstos disponían de alguna.

Una vez que la MESM estuvo en operación, en Kiev comenzaron a trabajar en otra computadora llamada Máquina de Calcular Electrónica Especial (en ruso “Spetsial'naya Elektronnaya Schetnaya Mashina”, SESM). Las ideas básicas de la nueva computadora fueron propuestas por Lébedev, pero tanto el refinamiento del diseño como los trabajos de montaje fueron realizados por el equipo liderado por su asistente en Kiev, Z. L. Rabinovich. La SESM –una máquina relativamente pequeña– tenía que resolver sistemas de ecuaciones algebraicas y diferenciales. Lébedev no participó de su desarrollo porque para ese entonces ya se encontraba en Moscú trabajando en su nueva computadora, la sucesora de la MESM. De todas maneras, él supervisó el proyecto y brindó el necesario asesoramiento hasta que éste fue exitosamente terminado. La máquina funcionó eficientemente de acuerdo a lo esperado, lo cual fue un logro para el equipo de Z. L. Rabinovich.
SESM
Imagen de la SESM. (AUC)
 
7 Nombre actual NII “Argon”.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@yahoo.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links