Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 
Biografías: Mikhail K. Yangel (1911-1971)
Redacción
 
Mikhail Kuzmich Yangel
Mikhail K. Yangel
Preeminente diseñador ruso de misiles balísticos y satélites livianos.
Diseñador Jefe del OKB-586 (hoy llamado KB Yuzhnoye) entre los años 1954 y 1971.
ikhail Kuzmich Yangel nació el 25 de Octubre de 1911 en Zyryanova, Irkutsk (Siberia). En 1926 se trasladó a Moscú, acompañando a su hermano mayor Konstantin. Al principio trabajó en una fábrica textil, pero procuró ingresar al Instituto de Aviación de Moscú en 1931. Se graduó allí en 1937, y comenzó a trabajar en el bureau de diseño aeronáutico Polikarpov. En 1938 viajó a los EEUU para recibir entrenamiento como parte de los preparativos para la producción bajo licencia en la URSS de aeronaves norteamericanas. A su regreso, trabajó un tiempo como asistente de Polikarpov y, en 1940, fue nombrado subdirector de la principal fábrica de Polikarpov (Novosibirsk). En Marzo de 1944 comenzó a trabajar en el bureau de diseño aeronáutico Mikoyan. En Enero de 1945 ya era uno de los principales diseñadores del bureau Myasischev. También trabajó brevemente en la burocracia del Ministerio de la Industria de Aviación, antes de que fuera enviado para obtener un grado superior a la Academia de la Industria de Aviación (de 1948 a 1950). El 12 de Abril de 1950 fue designado jefe de la sección sistemas de guía del grupo de Korolev NII-88, que realizaba trabajos de investigación sobre misiles balísticos.

En esta época, y como consecuencia del fiasco del misil R-3 (*), el NII-88 estaba realizando una exhaustiva evaluación de la tecnología de misiles. Yangel se involucró profundamente con esta tarea, y después de cuarenta días de arduo trabajo con los diseños de los misiles R-5, R-11 y R-12, pudo entregar los resultados en voluminosos informes. Tal parece que Yangel llegó a la conclusión de que los misiles balísticos deberían usar propergoles almacenables tóxicos, en oposición a Korolev y su segundo Mishin, que alentaban el empleo de propergoles no tóxicos y no almacenables.

En Mayo de 1952 Yangel fue nombrado director del NII-88. Este nombramiento lo convertía en supervisor de Korolev, quien por ese entonces era oficialmente un convicto enemigo del estado. Yangel pertenecía al Partido Comunista, y tenía buena relación con el zar de los misiles, Dmitri Ustinov. En Febrero de 1953, a sólo veinte días de su muerte, Stalin ordenó el desarrollo en paralelo de los ICBMs R-5, R-11, R-12 y R-7, y del misil crucero intercontinental EKR.

Mientras estos nuevos misiles eran desarrollados, una instalación en Zlatoust había sido seleccionada (1949) para la producción del R-1, la versión rusa del V-2 alemán. Pero el trabajo avanzaba lentamente y los resultados no llegaban, por lo que el 1 de Junio de 1951 Beria (el jefe de la policía secreta y administrador de los armamentos secretos) decidió trasladar la producción del R-1 a la Factoría 586, en Dnepropetrovsk (Ucrania). La planta fabricaba en esta época tractores, y estaba equipada con elementos incautados de las plantas alemanas Porsche y BMW después de la guerra. En Junio de 1952 se completó en esta factoría el ensamblado del primer R-1 de producción, aunque éste todavía contenía muchas piezas y subconjuntos procedentes del NII-88.

Hacia fines de 1953 Khrushchev decidió comenzar a descentralizar la industria de misiles, ya que una sola bomba nuclear que cayera sobre Moscú, podría destruir las factorías de Korolev. Se le ordenó entonces a Ustinov que delineara un plan para establecer adicionalmente dos oficinas de diseño de misiles completamente independientes, una de ellas ubicada al sur de la Unión Soviética. Las nuevas plantas se construyeron a un costo millonario. Mientras que los administradores y los principales técnicos provendrían del bureau de Korolev, el resto de la mano de obra se conseguiría tomando gente localmente. Esto ahorraría recursos, pues no se tendría que construir nuevas viviendas. Como era de esperar, Korolev peleó para mantener el control. Él esperaba hacer de las nuevas plantas sólo divisiones de su bureau. Pero Khrushchev fue inflexible: las nuevas instalaciones debían ser entidades completamente autónomas. Yangel fue fácilmente seleccionado para dirigir el bureau del sur, la Factoría 586. Su trabajo era hacer de ésta una planta independiente de diseño y producción de misiles. Ciertamente Yangel estaba muy bien preparado como para cumplir con esta misión. Los decretos que autorizaban estos proyectos fueron emitidos en Abril-Julio de 1954. Yangel se trasladó a Ucrania, y comenzó en serio el desarrollo del misil
R-12.

Con el R-12, los militares soviéticos contaron finalmente con un arma misilística capaz (para la época). Las pruebas con el mismo comenzaron en 1957, y se convirtió en el primer misil balístico soviético en ser producido masivamente. El R-12 jugó un rol clave en la Guerra Fría cuando fue desplegado en 1962 en Cuba, precipitando la llamada "Crisis de los Misiles Cubanos". Al momento de la destrucción del último R-12 (Mayo de 1990) en cumplimiento del Tratado de las Fuerzas Nucleares Intermedias, la Guerra Fría ya era cosa del pasado.

El éxito del R-12, y la predisposición de Yangel para escuchar las necesidades de los militares, condujeron a las siguientes órdenes para la construcción masiva del R-14 (un IRBM) y de los ICBMs R-16 y R-36. Con el R-16, la URSS disponía al fin de un sistema de armas misilístico que contrarrestaba el despliegue masivo de los misiles norteamericanos Atlas y Titán. Sin embargo, el R-16 también fue el responsable de un terrible accidente acaecido cuando un prototipo estalló en la plataforma de lanzamiento el 24 de Octubre de 1960, matando a Nedelín -el Jefe de las fuerzas espaciales- y a aproximadamente 100 personas más. Yangel se salvó milagrosamente porque unos instantes antes de la explosión, había ido al búnker a buscar un cigarrillo. Es así cómo Yangel "nació" por segunda vez...
Misiles R-12, R-14 y R-16
Los misiles R-12, R-14 y R-16 (no a escala).
(Mark Wade)
En estos años la carrera espacial estaba en marcha, y a pesar de la presión del trabajo sobre misiles, Yangel pudo abrirse paso entre los grandes personajes espaciales de la época: Korolev, Glushko y Chelomei. Logró que se le asignara el desarrollo del lanzador liviano Cosmos 63S1 (que usaba al R-12 como primer etapa) y de la carga del mismo, los satélites DS (Dnepropetrovsk Sputnik). Éstos comenzaron a volar apenas catorce meses después del inicio formal del desarrollo. Se realizaron 185 lanzamientos que cumplieron diversas misiones militares, tecnológicas y científicas. Reshetnev utilizó al IRBM R-14 para crear al lanzador Kosmos-3, el cual permaneció en servicio hasta entrado el siglo XXI.

Los intentos de Yangel para obtener una mayor participación en el programa espacial fueron, sin embargo, menos exitosos. Desde 1961 había estado diseñando al enorme ICBM R-46, y al lanzador espacial R-56 para el requerimiento del cohete global GR-2. A pesar de que el
UR-500/Proton de Chelomei fue elegido para este requerimiento, y el N1 de Korolev para el requerimiento del vector pesado, Yangel continuó refinando el diseño del R-56. Hacia 1965, Yangel era conciente de que la feroz pelea entre Korolev y Chelomei por el control de los programas tripulados estaba dañando el esfuerzo espacial soviético. El tamaño de los proyectos había alcanzado tal escala que era imposible que sólo un bureau de diseño abarcara todos los elementos requeridos. Yangel estaba a favor de un esfuerzo compartido: su bureau se haría cargo de los vehículos lanzadores, Korolev de las naves tripuladas, y Chelomei trabajaría con las naves no tripuladas.

Sin embargo esto no pudo ser. El liderazgo era renuente a cambiar la política espacial, ya que había realizado importantes inversiones en las oficinas de Chelomei y Korolev para el desarrollo de vectores y naves espaciales. Los otros Diseñadores Jefes objetaron que el uso del R-56 para un viaje tripulado a la Luna requeriría de dos lanzamientos del mismo, en lugar de un lanzamiento del UR-700 (Chelomei) o del N1 (Korolev). Esto significaría el montaje en órbita terrestre de la nave espacial, con el consiguiente empleo de técnicas de aproximación y acople orbital no probadas. El desarrollo del R-56 no fue autorizado, y por única vez en su carrera Yangel abandonó la pelea.

De hecho, era imposible que sólo un bureau se hiciera cargo de todos los aspectos de un viaje de descenso tripulado a la Luna. Aunque Glushko y Chelomei se negaron a cooperar con Korolev, la mayoría de los otros diseñadores sí se involucró. Yangel acordó con Korolev desarrollar el muy crítico sistema de propulsión principal (Block E) del vehículo de descenso lunar LK ("Lunniy Korabl" - Nave Lunar en ruso), que tendría que haber depositado a un cosmonauta en la superficie selenita. El LK voló sin problemas en tres vuelos de prueba no tripulados realizados entre 1970 y 1971. Yangel murió 1971 poco tiempo después de la finalización de estos vuelos, satisfecho por haber cumplido con su parte del programa.

La organización que él había creado -hoy llamada KB Yuzhnoye- continuó siendo en la Unión Soviética el único proveedor de misiles pesados ICBM. Allí se desarrolló al vector Zenit, y también a los impulsores laterales (derivados de éste) del poderoso vector Energia. Después de la desintegración de la URSS, el bureau de Yangel pasó a ser propiedad de Ucrania. Hoy Yuzhnoye participa del lucrativo emprendimiento espacial internacional Sea Launch, que realiza lanzamientos desde el mar de vectores del tipo Zenit.
(*) Este misil no entró en producción debido principalmente a la falta de un motor adecuado.
Fuente: Astronautix.com
 
Mendoza, Argentina, 24 de Marzo de 2006.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@yahoo.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links